Solicitaron nulidad del juicio de Yetzabeth Hernández, la venezolana condenada a 17 años de cárcel en Perú

SantyArt 14/04/2021 Relatar Quero comentar

El pasado el 26 de marzo de 2021 Yetzabeth Hernández, una enfermera venezolana que emigró en 2019 a Perú, fue condenada a 17 años de prisión por “homicidio calificado” en ese país, por acabar con la vida de un hombre que la acosó sexualmente.

El Nacional conversó con Rafaela Alzuru, tía de Yetzabeth, que ofreció detalles del momento en el que el hombre resultó muerto, así como sobre las presuntas irregularidades en el juicio que se siguió contra la venezolana en Perú. Alzuru indicó que la defensa está solicitando la nulidad.

“Se ignoraron en el proceso evidencias, testigos; y para colmo, el principal testigo de la Fiscalía es uno de los agresores”, dijo.

La agresión a la venezolana en Perú

Los hechos por los cuales se aprehendió y condenó a Yetzabeth ocurrieron el 29 de septiembre de 2019, cuando acababa de llegar a Perú.

A continuación,  se presenta la narración hecha por su tía, con base en el testimonio de su sobrina y de una amiga que estuvo presente.

“Yetzabeth tenía cuatro días de haber llegado al sector San Juan de Miraflores cuando ocurrieron los hechos. El señor Carlos Condori, ahora occiso, le decía cosas cada vez que la veía. Ella lo ignoraba pero grababa el acoso con su teléfono”, dijo.

“El día 29 de septiembre de 2019, Yetzabeth y una amiga llegaron de trabajar. Ellas salieron a comprar unas cosas y fueron agredidas por el señor Carlos, que les ofreció dinero a cambio de sexo, diciéndoles que para eso llegaban las venezolanas al Perú.  Ellas se defendieron de forma verbal y Yetzabeth le arrojó una piedra al señor Carlos para que se alejara, pero al ver que no se la pegó salieron corriendo”, indicó.

“Cuando ellas estaban en la casa en la que residían, un amigo les entregó dinero para que compraran comida y artículos que necesitaran para su estadía en el lugar, por lo que salieron a hacer las compras”, señaló.

“Compraron arroz, aliños, pollo,  entre otros. Pero, al salir de la tienda había un buhonero vendiendo cuchillos y ellas decidieron comprar uno ya que en la habitación no tenían nada, solo algunas cosas que un vecino y la dueña de la casa les habían regalado”, manifestó.

“Cuando Yetzabeth y su amiga iban de regreso encontraron nuevamente a Carlos Condori; pero esta vez estaba en compañía de tres hombres más, entre ellos José Pari, a quien la Fiscalía presentó como testigo principal”, explicó.

“El señor Carlos comenzó nuevamente a hostigarlas pero se empeñó especialmente en Yetzabeth. Comenzó a seguirla junto a sus amigos al punto de alcanzarla y forcejear con ella amenazándola de qué iba a ser suya porque él mandaba en el barrio y tenía pistola”, dijo.

Clique na segunda página para continuar navegando
Comentário do usuário